Patologías de la articulación temporomandibular (ATM)

La articulación temporomandibular (ATM) está formada por dos superficies óseas, el hueso temporal y el cóndilo de la mandíbula, mediados por un disco articular.

Las disfunciones de la ATM pueden provocar dolor fascial espontáneamente o a la palpación, este dolor mantenido puede ocasionar cefaleas, dolor de oído, mandíbular, dentario y
contractura en la zona cervical. Además de forma habitual provoca acúfenos (ruidos en los oídos), limitación del rango de movimiento de la mandíbula (tanto de la apertura bucal como del cierre), mareos, así como ruidos articulares semejantes a chasquidos.

Por todo esto, el abordaje desde el punto de vista de la fisioterapia es el tratamiento principal de elección ante esta patología.